Un policía se disfraza de médico para ver a su padre con COVID-19 y al encontrarlo se queda sin palabras.

¿Te imaginas el intenso padecer que puede experimentar un hijo al no tener noticias de su padre hospitalizado? Esta es la dramática historia de un oficial de policía peruano, de 21 años de edad, que se atrevió a hacer de todo, yendo más allá de lo permitido por la ley, con la única finalidad de poder saber de su progenitor que se encontraba en el área restringida de un hospital.

La desesperación lo llevó a hacer algo inaudito para su labor como oficial de policía

Todo sucedió en el interior del Hospital Daniel Alcides Carrión, ubicado en la zona de Huancayo, Junín. Fue el pasado 11 de febrero, alrededor de las 11 horas, cuando el oficial Jampier G.M. entró al área prohibida en donde se encontraba su padre vestido con un traje de color blanco y celeste, muy semejante al que es utilizado por los médicos en el lugar.

Sin pensar en las consecuencias que implicaría su osado acto, Jampier fue en contra de las reglas de seguridad para conseguir llegar hasta el sexto piso del hospital. Pero las cosas no resultaron como lo esperaba.

El hombre pudo localizar a su amado padre, pero ya no tenía signos vitales, había muerto sin que él pudiera despedirse antes de partir al más allá. Por supuesto, de inmediato, Jampier se derrumbó en un profundo mar de llanto y pesar.

Fue así, lleno de lágrimas, como las autoridades del hospital se percataron de lo sucedido y procedieron a capturar al joven para hacerlo responsable de su acto, pese a hacer sido por amor, no deja de ser algo rotundamente prohibido.

“Ha vulnerado gravemente la salud pública al ingresar hasta el sexto piso de hospitalización COVID-19″, declararon las autoridades hospitalarias.

Pese a que el joven intentó por todos los medios salir del hospital sin ser descubierto, en la puerta de salida ya lo esperaban policías y militares listos para hacer su captura. Él no pudo hacer más que despojarse de la ropa estilo médico que portaba y solicitar ayuda por teléfono.

La ropa que utilizó como disfraz quedó en la acera de la calle

Además de la fatal perdida, ahora Jampier se enfrenta a una investigación para determinar si cuando realizó el acto se encontraba en servicio o no. Además, las autoridades del hospital consideran que el oficial pudo haber sido ayudado por personal médico y por agentes de su propia guardia.

Sus superiores en el departamento de policía no tienen duda de qué lo motivó a actuar de una forma tan descabellada a los ojos de la justicia, pero natural en todo ser humano que ama a su familia.

Confiamos en que la situación pueda resolverse rápidamente y que este joven pueda retomar sus labores, para cuidar de otros padres que como el suyo son todo para sus familiares.

Muchos lo señalan, pero él solo quería ver a su padre

Es momento de valorar cada preciado momento que puedes compartir con tus seres queridos; no dudes en hacerles saber lo mucho que los amas. Comparte esta noticia.

Deja una respuesta