Sancionan a la maestra que cocina el almuerzo para sus humildes alumnos en el salón de clases.

Abenah Mankosa es una mujer que tiene un corazón lleno de mucho amor, especialmente por sus alumnos de la escuela rural de primaria en donde ella se desempeña no solo como docente sino como un ángel de la guarda para esos niños.

Esta profesora por vocación lleva ya un tiempo preparando comida para sus jóvenes alumnos, a quienes les da clase de manera gratuita en una escuela rural en Ghana, Nigeria.

Mientras los niños realizan sus deberes escolares Abenah se encarga de prepararles el menú para que estos pequeños puedan tener un almuerzo digno y balanceado sin pagar nada.

Para estos alumnos el alimento que les prepara con tanto amor y dedicación su maestra es el único que reciben en el día, es su principal sustento.

Esta mujer no cobra nada por su trabajo, su recompensa es la satisfacción de ayudar.

La crisis sanitaria ha afectado a todos, ha sido realmente una situación muy alarmante y preocupante para gran parte del mundo, sin embargo, ha sido una experiencia que ha puesto sobre la mesa la solidaridad y la generosidad para poder sobrellevar la difícil situación.

Tal como lo ha demostrado Abenah, quien ha recibido cientos de elogios no solo de los representantes de los alumnos, sino también de miles de usuarios de las redes que han manifestado la admiración por la gran labor que hace esta noble profesora.

Abenah es una gran mujer que ama y se preocupa por sus alumnos de primaria. Las fotos publicadas en las redes muestran a Abenah preparando comida para sus estudiantes en la misma clase que también imparte sin costo.

Abenah recibe donaciones a través de su comunidad de Facebook que destina a financiar el costo de los alimentos. Según información local Abenah práctica estos gestos de solidaridad y generosidad con mucha frecuencia.

“Si la bondad fuese una persona, sería ella”, dijo un usuario.

La publicación de las imágenes en las redes no tardó en hacerse viral gracias a las reacciones de los cibernautas que manifestaron su admiración a la iniciativa de esta mujer.

“Ella realmente sintió el llamado de la enseñanza. Espero que tenga lo suficiente para continuar”, agregó otro de los usuarios.

Los usuarios celebraron y elogiaron la vocación de Abenah como docente y mujer llena de amor. Muchos creyentes pidieron bendiciones a Dios para ella y su familia.

Lamentablemente después de que se volvió viral por sus nobles actos, el Servicio de Educación de Ghana la persiguió y la sancionó por no cumplir las reglas del instituto.

El 15 de marzo Abenah reveló que recibió malos tratos por las autoridades en la oficina.

«Cuando hablé me ​​dijeron que mi inglés era malo. Le pidieron a mi director que apagara mi teléfono para que yo no pudiera grabar lo que dijeron», dijo Abenah.

Deseamos que esta mala experiencia termine a favor de Abenah, quien ratifica que no dejará de cocinar para sus alumnos.

Sin lugar a duda, Abena esta dejando un gran legado en el mundo. No dejes de compartir su emotiva historia para apoyarla.

Deja una respuesta