La familia de la mujer que falleció tras teñirse el cabello salva la vida de otras personas.

¿Alguna vez has pensado en las terribles consecuencias que puede tener el simple acto de teñirse el cabello? Aunque no lo creas, esto va mucho más allá de la difícil decisión de seleccionar el color adecuado, ya que los componentes de los tintes pueden resultar severamente dañinos para la salud de una persona, desencadenando fuertes alergias irreversibles.

Esto fue lo que sucedió con una mujer brasileña de 34 años de edad, llamada Karine de Oliveira Souza. Ella era una talentosa asistente administrativa, pero todo se derrumbó cuando acudió a un salón de belleza ubicado en Catalão para someterse a un cambio de imagen extremo.

Fue dentro del salón que tuvo un shock anafiláctico y necesitó ser auxiliada por el equipo del departamento de bomberos. Su estado era tan grave que tuvo que ser trasladada al área de cuidados intensivos del hospital Santa Casa de Catalão.

La reacción alérgica se dio segundos después de la aplicación

La mujer que aplicó el tinte a Karine narró que ella era una de sus clientas habituales, pero nunca antes se había teñido el cabello. Siempre acudía únicamente a hacerse manicure, además de depilarse.

Tras la aplicación del tinte, Karine dijo a su estilista que estaba sintiendo una gran picazón y solicitó que le quitaran el producto que le habían puesto. Inmediatamente, la mujer comenzó a tener dificultades para respirar y se desvaneció.

Fue entonces que se llamó a los bomberos para que pudieran auxiliarla. Al llegar, ellos se encontraron con que Karine había sufrido un paro cardiopulmonar, estaba inconsciente y tuvieron que aplicarle técnicas de resucitación, antes de trasladarla al área de emergencias del hospital.

Ahí permaneció desde el jueves 11 de febrero. Tuvo que ser intubada, seguía inconsciente pese a la labor médica y respiraba a través de una máquina de oxígeno. Desafortunadamente, su organismo no logró reponerse y el pasado 13 de febrero, a las 17:20 horas, los médicos declararon su muerte cerebral.

Jamás volvió a recuperar la consciencia

Pero, con su partida, esta mujer dio esperanza de vida a otras personas que se podrán beneficiar al recibir un trasplante de sus órganos.

Su familia respaldó la petición en vida de Karine y su cuerpo inerte fue enviado a un área de análisis meticulosos, con la finalidad de poder determinar cuáles de sus órganos son susceptibles de ser donados a alguien más.

Lo tragedia de Karine no tardó en hacerse viral en las redes sociales, impactando a miles de internautas, especialmente mujeres, que piden no jugar nunca la salud por el simple hecho de intentar lucir mejor.

“No jueguen, hagan siempre la prueba de sensibilidad en su piel. Mi hermana casi muere usando un tinte. A veces la persona tiene alergia a los tintes y pigmentos, incluso la henna puede dar alergia”, comentó un internauta.

Historias como esta nos recuerdan la importancia de cuidar la salud en todo momento, más allá de cualquier estereotipo o ideal de belleza.

Comparte este impactante caso y ayuda a hacer consciencia, para que nunca más una mujer pierda la vida al utilizar un producto de belleza.

Deja una respuesta